jueves, 4 de junio de 2015

Españoles con la Francia Libre. Bir-Hakeim y Paris

Don Felipe y Doña Leticia inauguraron el pasado miércoles día 3 del presente mes de junio,  un jardín en honor de «La Nueve», la compañía integrada por españoles republicanos bajo mando de un capitán francés, que entró en la capital, el 24 de agosto de 1944, gala cuando todavía había francotiradores alemanes.  Los camiones y tanques de que estaba dotada la compañía llevaban nombre españoles y de batallas de nuestra recientemente acabada Guerra Civil.: Teruel, Belchite, Guadalajara....La resistencia alemana de París fue escasa y el general, Von Cholitz, al mando no obedeció la orden de Hitler de defenderla a ultranza hasta su destrucción.
Dos años antes nuestros compatriotas habían participado de forma valerosa en Bir-Hakeim contra el África Korps de Rommel.

Españoles de la Nueve entran en Paris el 24.08.44
Cuando el 25 de agosto de 1944 Hitler se enteró de la entrada de los aliados en París, pregunto: ¿Arde París?.Sea o no auténtica la anécdota, los generales Von Choltitz y Speidel, jefe del Estado Mayor del Grupo de ejércitos B, salvaron la capital francesa de la destrucción ordenada por Hitler: “Los puentes del Sena deben ser preparados para su destrucción. París no debe caer en manos del enemigo, a no ser como un montón de ruinas”, hay que bombardearla con el Cañon Gustav, con bombas volantes, con lo que sea, pero pensando en la inutilidad de la orden, Choltitz y Speidel, aunque temieran por sus vidas y por las de sus familiares, no cursaron esas órdenes para salvaguardar tan bella e histórica ciudad. Gracias a los que aún en la guerra son coherentes y caballeros
 
Terminada nuestra guerra civil, cerca de 400.000 españoles salieron por la frontera francesa y aunque la mitad volvió en pocos meses, cerca de 180.000 se quedaron en Francia buscando vías de mejorar el mal trato recibido, en campos de concentración con malísimas condiciones higiénicas y alimenticias y vigilados por soldados senegaleses. Bastantes, al menos 18.000 salieron hacia Méjico, otros intentaron establecerse en otros países iberoamericanos, que no fue fácil; otros se contrataron como trabajadores y varios miles, unos 5000, se enrolaron en el ejército francés, básicamente a través de la Legión Extranjera.
 
Sus primeros combates se desarrollaron en Noruega en la campaña de abril/mayo de 1940, formando parte de la denominada Media Brigada de la Legión Extranjera. Lucharon bien pero tuvieron que replegarse y reembarcar en mayo cuando Francia se la jugaba y con pocas posibilidades en Sedan, tras la ruptura del frente el 10/12 de mayo; paso previo a que los alemanes llegasen al mar 1dias después.
 
Nuevamente, nuestros compatriotas, entraron en combate en la Francia colonial, pero su actuación más destacada tuvo lugar entre el 26 de mayo y el 11 de junio en el Norte de África en Bir-Hakeim. Hace 73 años estaban en medio de la batalla. Casualidades
 
Rommel con el África Korps, integrado por tres divisiones alemanas, dos acorazadas y una ligera, mas los restos reforzados del ejército de Cirenaica italiano, dos acorazadas (una motorizada) y tres de infantería, había rechazado a los ingleses desde el Ageila y preparaba su siguiente ofensiva para tomar el vital puerto de Tobruk como paso previo para seguir hacia Alejandría y el Canal de Suez.
 
Aprovechando que se había neutralizado la capacidad ofensiva de la isla de Malta mediante bombardeos de la Luftwaffe, se habían conseguido llevar refuerzos y tanques desde Italia/Alemania.
 
Reforzadas las unidades, se inició el ataque con las tropas de infantería por la carretera de la costa para fijar a las tropas inglesas del General Ritchie, mientras las cuatro divisiones acorazadas (las dos italianas, Trieste y Ariete, y las dos alemanas (15ª y 21ª) más la 90ª Ligera, se dirigían al sur para después girar y envolver al ejercito inglés desplegado en la costa. Iban a enfrentarse 90.000 ítalo-alemanes con algo menos de 600 tanques y los ingleses con 100.000 hombres y casi 1000 tanques.
 
Esta operación de giro se encontró, inesperadamente, con el box de Bir-Hakeim que estaba defendido por al Media-Brigada de la legión Extranjera, en la que estaban unos mil españoles, reforzada por compañías aisladas y buenas piezas de artillería. En total 4500 hombres con varias tanquetas y buena artillería con bastante dotación de obuses. Fue para Rommel una sorpresa total así como las 54.000 minas terrestres que lo defendían y de las que se ignoraba también su presencia

Bir-Hakeim y los ataques y contraataques
Los repetido ataques ítalo-alemanes fueron repelidos desde el 26 de mayo hasta que el 11 de junio, en que los alemanes, mientras los italianos presionaban en Bir-Hakeim, encontraron un acceso en los campos de minas y envolvieron la posición. Roto el tapón los alemanes siguieron su ofensiva eliminando a las tropas y carros ingleses que se le oponían. En esos días vitales los ingleses reforzaron la costa y Tobruk con nuevas divisiones y se detuvo, temporalmente, la ofensiva y cuando Rommel reinició su avance, bastantes tropas pudieron salir de la bolsa pero en dirección a Egipto, dejando mal defendido Tobruk. Los supervivientes de Bir-Hakeim se tuvieron que replegar rompiendo el cerco para llegar a sus líneas, dejando a la mitad de sus efectivos por el camino.

Una semana después, Rommel presionó sobre Tobruk y sorprendentemente las defensas cedieron estrepitosamente, cayendo el 22. Con esta base, las posibilidades del África Korps de dirigirse al Canal de Suez se abrían. La caída de Tobruk se la comunicó Roosevelt a Churchill en Washington en la visita que este último hacia a EEUU para convencer al presidente americano de llevar a cabo un desembarco conjunto en el Norte de África.
 
 De esta batalla se habló poco pues los héroes no eran ingleses sino franceses, españoles y coloniales. Sí mereció algún elogio de Churchill
«Al retrasar en quince días la ofensiva de Rommel, los franceses libres de Bir Hakeim han contribuido a salvaguardar la suerte de Egipto y del Canal de Suez », al permitir que gran parte de las unidades escaparan de la bolsa y se retirasen hasta El Alamein
y de Rommel: "La inesperada presencia y resistencia del Box de Bir-Hakeim estuvo a punto de obligarle a rendirse por falta de agua y suministros"
 
En recuerdo de esta hazaña en el metro de  París hay una estación con este nombre, con poco recuerdo para los soldados españoles; muy presentes en las tumbas del antiguo fuerte turco.


Estación de metro Bir-Hakeim; Tour Eiffel. En la curva del rio Sena

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario