viernes, 3 de agosto de 2018

PRIMERAS SEÑALES DEL AVANCE, GRATUITO, DEL PROCÉS.

No llevamos ni dos meses de gobierno de Pedro Sanchez y ya se observan los primeros y efectivos pagos a los precursores del Procés; gracias a cuyo apoyo debe Sanchez su atípica presidencia. El primero es la bilateralidad en las relaciones Estado a Estado; complementado con la ausencia de la Generalitat a la reunión de Consejeros de economía con la Ministra del ramo; ellos van de libre. El segundo es la oferta de la Ministra Batet de aplicar el principio de ordinalidad a las inversiones del Estado  en Cataluña y que incluido en una clausula adicional del  añorado Estatuto, fue rechazada por el Constitucional, porque una región no puede limitar la competencia estatal de ordenar el presupuesto nacional que, entre otras cosas, es una pieza clave para la solidaridad y la cohesión interterritorial. Usar el PIB como criterio de reparto le sale muy ventajoso frente a otras fórmulas, pués Cataluña supone el 19,2% del PIB español, pero solo el 6,3% del territorio nacional. Es un ataque directo a la solidaridad y haría aumentar las desigualdades en infraestructuras.

Las peticiones del Govern están recogidas en el Libro Blanco de la Transición Nacional, presentado por el entonces presidente de la Generalitat, Artur Mas, el 29 de septiembre de 2014 en el Palau de la Generalitat. El Libro Blanco de la Transición Nacional, reúne los 18 informes del Consell Assessor per a la Transició Nacional (CATN) sobre el proceso soberanista y añade una síntesis de todos ellos; incluyendo los discursos del presidente del CATN (,El CATN lo forman 15 miembros, de ellos 14 pata negra con sus dos apellidos catalanes y uno con dos apellidos no catalanes; con lo que el Consell incumple una realidad en Cataluña en la que los cinco apellidos más frecuentes son: García, Martínez, López, Sanchez y Rodriguez), Carles Viver Pi-Sunyer; de la vicepresidenta, Núria Bosch, y del propio Artur Mas
Artur Mas presentando el Libro Blanco de la Transición Nacional

Copia literal pag. 23 del referido Libro Blanco: Principio de ordinalidad y relación bilateral entre iguales
Son ejemplos concretos de la falta de garantías políticas del sistema actual: el déficit fiscal con España; el volumen bajo de las inversiones públicas del Estado y el incumplimiento sistemático en la ejecución de los planes aprobados; el hecho de que, como consecuencia del sistema de financiación y de la acción presupuestaria del Estado español, se rompa el principio de ordinalidad (Cataluña pasa, en el periodo 2000 a 2010, en el ranquin autonómico de renta per cápita, de la 4.ª posición en PIB per cápita nominal a la 9.ª en renta familiar disponible per cápita, después de la acción presupuestaria del Estado), el rechazo por parte del Estado a negociar un pacto fiscal propuesto por las fuerzas políticas catalanas y las decisiones dirigidas a convertir el catalán en una lengua progresivamente marginal. Ante esta realidad, la única solución posible sería conceder poder a Cataluña para vetar aquellas normas o intervenciones españolas que perjudicaran los intereses catalanes. Este poder de veto es precisamente el que se da entre Estados soberanos.

En las páginas 31 y 32 relata como transcurriría el proceso de secesión si se realizase de acuerdo con el Estado; todo iría sobre ruedas y la Generaliltat podría ir negociando sus incorporación a los Organismos políticos y económicos, mientras seguía formando parte de España y cuando todo estuviese conseguido pues se desengancharían sin sobresaltos. El ordenamiento jurídico se mantendría vigente el español mientras iban adecuando las leyes a su nueva situación. Así hasta Ítaca.

En la pag. 35, expresan que la DUI no implica que no se pueda negociar con el Estado una solución amable; como la que esperaba Puigdemont el 27 O y la expresada por Quim Torra entre sus desvaríos ofensivos. Todo planificado y nada es casual.
                                     
Finalmente, hay que constatar que la declaración o proclamación unilateral de independencia no debería implicar necesariamente un cierre a la voluntad de negociar con el Estado y reconducir la situación hacia el escenario de la colaboración y aún más, a continuar los esfuerzos para conseguir una mediación, probablemente internacional, que la permita.
Recepción a Puigdemont en Waterloo, sede de la República en el exiliocon dos de los fugados y ya recolocados.
Pero frente a este sueño de permanencia de los que viven y muy bien del erario público con sueldos estratosféricos en comparación con los del resto de España, han surgido los jóvenes que cabalgan sobre el tigre de la pureza, los que entienden que el control del territorio es básico e incitan a la violencia, consentida desde le poder, cuando no animada. Así vemos a estos jóvenes cachorros asediar las sedes de sus mayores, ERC e incluso la CUP. Asediar al juez Llarena y no tardando mucho alguien lo pagará con su sangre.

Tambien esta previsto la aplicación del Artículo 155 y su corta duración, pag.34
Incluso en el caso extremo de suspensión del autogobierno, esta suspensión no podría tener carácter indefinido ni menos aún definitivo y, por lo tanto, la voluntad popular y la voluntad institucional podrían seguir manifestándose una vez recuperada la autonomía y el funcionamiento ordinario de las instituciones.
Situación en la que estamos, con el débil y agradecido, gobierno de Sanchez consintiendo la reedición del Diplocat y las embajadas que propagan la versión de la Cataluña oprimida o la reposición, con elevada remuneración, de ex-consejeros huidos. Subvención generosa a TV3 y traslado de los golpistas a cárceles de Cataluña... y todo a cambio de amenazas de dejarle caer o anticipar elecciones o insistir en la DUI. Vergonzoso. 

Quienes les calaron bien fueron Negrín y el propio Azaña.
El Lendakari Luis Aguirre (…) no puede resistir que se hable de España. En Barcelona intentan no pronunciar siquiera su nombre. Yo no he sido nunca (…) lo que llaman españolista ni patriotero. Pero ante estas cosas, me indigno. Y si esas gentes van a descuartizar a España, prefiero a Franco. Con Franco ya nos las entenderíamos nosotros, o nuestros hijos, o quien fuere. Pero esos hombres son inaguantables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario